Cuida tu interior desde el exterior.

El embarazo es un buen momento para conectar con la naturaleza, contigo misma y con el nuevo ser que está por llegar. Estoy aquí por que se lo difícil que es conectar con la naturaleza hoy en día, acostumbrados a lo artificial y poco natural. 

El hecho de quitar de mi día a día las cosas innecesarias y reemplazarlas con cosas más naturales me cambió totalmente la vida. Ahora me siento más tranquila y sobre todo tengo los ojos abiertos y la vista clara. 

He elegido los pañales de tela, discos de lactancia de algodón, toallitas húmedas lavables, champú y jabones naturales de barra. He reemplazado el plástico por telas y materiales 100% naturales. El cambio más valioso no está solo en la piel, está en la cabeza y en la forma de ver el mundo.