Lana - cuidado y características

La lana que se usa para la producción de los cobertores no es la misma que la de los jerséis que pican tanto. La lana para pañalear es un tipo de lana muy suave y blandita. La mayoría de los cobertores se fabrican de lana merino, es la mejor, mas fina y mas blandita de todas las lanas. 
Las propiedades de la lana son los siguientes:  
ANTIBACTERIANA: La lanolina que lleva la lana en su interior hace que al líquido (el pipi) que entra en la lana se le eliminen las bacterias.
TRANSPIRABLE: Es una tela que "respira" y deja que la piel del bebé respire. Deja que el aire traspase a su interior pero evita que traspase el líquido y sigua siendo impermeable.
TERMOREGULADORA: Apta para verano e invierno. Regula la temperatura del cuerpo, en verano refresca y en invierno guarda la calor.
IMPERMEABLE: La lanolina que lleva por dentro hace que la lana impermeabilice. Cuando el cobertor está lanolizado y seco, puedes hacer la prueba echando unas gotas de agua por encima y ves como se quedan en la superficie sin traspasar.
¿No es Alucinante? Ya que los cobertores de lana no hay que lavarlos muy a menudo necesitas muy pocos para pañalear a tu bebé. Así que son muy económicos, ya que necesitas solamente unas 4 unidades para pañalear. 
Cuidado a diario de un cobertor de lana: Después de cada uso dejar a ventilar, es decir colgar en barandilla o cualquier sitio que tengas al lado del cambiador a que se ventile. ¿Cuánto tiempo? Hasta el próximo cambio del pañal (1-3 horas). 
¿Cómo se cuida un cobertor de lana, ya que no lo podemos meter a la lavadora junto con los demás pañales? En realidad es muy muy fácil y no requiere muchos cuidados. Necesitamos lavarlo y lanolizarlo.
¿Cuándo lavar un cobertor de lana?
No se lava después de cada uso, ya que llevan la lanolina por dentro que es auto limpiante. El cobertor se lava cuando le haya caído mucho, mucho pipi o cuando se ensució de caca. Y en caso de caca, cuando se ensucio solo en una parte, por ejemplo en la gomita de los ingles, basta de lavarlo debajo de grifo solamente en este sitio, con un poco de detergente. Como mas se lava un cobertor, mas lanolina perderá y le hará falta nuevo lanolizado.
1. En la lavadora en un programa para la lana o un programa para prendas delicadas. 
2. A mano. Personalmente prefiero este método ya que es difícil llenar la lavadora con solo cobertores de lana. Se lava en agua templada con un detergente para la lana (con la cantidad indicada en el bote). Sin frotar el cobertor. Solamente amasar suavemente. Si hay manchas o suciedad de caca lavar suave con el dedo, pero sin frotar lana contra lana (tal como lo solemos hacer por ejemplo con calcetines sucios).
Luego aclarar el cobertor en agua limpia. La temperatura del aclarado debe ser la misma o un poco más caliente a la que estaba el agua cuando hemos sacado de ella el cobertor. Recordar que a la lana no le gustan cambios bruscos de temperatura. Se trata de mantener el agua un poco templada sin "asustar" a nuestro cobertor.
Para quitarle exceso de agua poner el cobertor entre dos toallas y pisar con los pies. Lugo tenderlo plano.
 
¿Cuándo lanolizar un cobertor de lana?
No es necesario lanolizarlo después de cada lavado. Hay que lanolizar cuando haya perdido su impermeabilidad. Cuando hay fugas, es decir cuando el pipi traspase es que haya perdido su impermeabilidad y mismo dicho que ya no tiene la cantidad de lanolina necesaria por dentro. Si hay dudas siempre se puede hacer una prueba echándole a un cobertor seco unas gotitas de agua y ver si la tela se los tragara o se quedan en la superficie.  
Se lanoliza un cobertor limpio y seco.
 En un bote de cristal grande poner una cucharadita (de postre) plana de jabón rallado. Puede ser un jabón de barra Marsella rallado en casa.
Añadir entre un cuarto y media cucharadita de lanolina. Eso va a gustos y a cobertores. Por ejemplo a unos shorties o longies le pongo media cucharadita y a un cobertor normal diurno solo un cuarto.
Cubrir con agua muy caliente o hirviendo hasta un tercio del bote. Mezclar hasta disolver y añadir agua tibia hasta conseguir que el tratamiento sea templado.
 Meter el cobertor dentro del tratamiento y por encima poner una cuchara para que se quede debajo del agua. Dejar entre 6-8 horas. Shorties/longies siempre por lo menos 8h.
 Sacar el cobertor. Se puede aclarar debajo del grifo pero no necesario (yo personalmente no lo hago, no lo veo necesario).
Para secar poner dentro de la toalla y pisar con los pies.
Poner a secar extendido siempre plano y en la sombra.
Hay mucho que hablar sobre las propiedades casi que mágicas de lana y mucho que escribir sobre su cuidado. Pero en realidad todo es muy fácil y una vez le hallas pillado el truquillo es pan comido. Y sobre todo cada tratamiento de lanolina o lavado hay que hacer muy raramente. 
Comparte este mensaje...
Publicación anterior

Comentarios

Deje un comentario